Le damos la bienvenida a www.javiluz.es, página oficial de JAVI-LUZ ELECTRICIDAD S.L., empresa dedicada a la realización de instalaciones y mantenimientos. Desde la dirección le agradecemos su visita y esperamos encuentre en nuestra web todo la información que necesite.

JAVI-LUZ es una empresa familiar en cuyas raíces aparece la figura del empresario visionario, joven, agresivo y con capacidad, Javier Sánchez que en 1982 comienza su labor profesional como instalador electricista en Santiago de Compostela y cuyo objetivo primordial es consolidar la empresa. A lo largo de los años aparecen en escena los tres hijos del empresario fundador, ahora éstos son los jóvenes, agresivos, con nuevas capacidades y más formación, y donde la experiencia y reflexión son aportadas por el fundador. En 2007 fundan la sociedad con el ánimo de continuar su labor como instaladores eléctricos y ampliar su campo de actuación a otros ámbitos que se muestran en esta presentación. Al convivir dos generaciones tenemos el aporte de las distintas visiones que cada una tiene de la empresa, todas con el objetivo común de consolidar y profesionalizar la organización, así como conseguir la mayor transparencia, una mejor comunicación y conseguir una dirección en equipo que nos proporcionará lo mejor de cada generación, y todo ello para alcanzar nuestro objetivo último de la permanencia en el tiempo. Hoy día su actividad principal está dedicada a instalaciones y mantenimientos  en general, y han conseguido obtener clasificación de contratistas del Estado así como certificaciones ISO a la calidad, de medio ambiente y seguridad laboral.

 

JAVI-LUZ ELECTRICIDAD S.L. es una empresa de servicios y como tal su fin último es la total satisfacción de sus clientes. Para conseguir nuestro fin nos apoyamos en nuestros valores, que son los pilares de nuestra empresa y marcan nuestra personalidad, con los que intentamos llegar a convertirnos en una referencia de cómo deben hacerse las cosas en nuestro sector y en general queremos mostrar que nuestra forma de trabajar es eficiente y responsable y con ello conseguimos nuestras metas. También queremos reconocer que nuestro activo más importante y clave en el éxito de nuestra organización es su equipo humano, y éste es el que dará el valor añadido a todos nuestros proyectos y harán que éstos se desarrollen con la calidad que nuestros clientes nos exigen a la hora de realizarlos.
Por nuestra parte esperamos que dichos valores se vean reflejados en todo lo que hacemos y esperamos que representen la manera de relacionarnos con nuestros clientes y por ello los reflejamos con orgullo a continuación:

  • Compromiso y respeto a la palabra dada: En nuestra organización creemos que lo más importante es cumplir con lo que decimos y llevar a buen término todos los proyectos y contratos que firmamos. En cada proyecto que iniciamos mostramos nuestro compromiso por terminarlos con la satisfacción de todos y esto implica honestidad, ética, respeto y transparencia con nuestros clientes y esperamos que de ellos hacia nosotros.
  • Calidad de servicio: El eslabón final de nuestra estrategia es el cliente. Aspiramos a conseguir su máxima satisfacción con la mejora continua en la calidad del servicio que ofrecemos.
  • Trabajo en equipo: Siempre hemos creído que trabajando en equipo conseguiremos más y mejor, y por ello siempre estamos fomentando entre todos los integrantes de nuestra organización las actitudes que nos darán el mejor resultado: participación, espíritu de equipo positivo,  capacidad de superación, mejora continua, dinamismo, eficiencia, profesionalidad, fiabilidad, realismo, proximidad con el cliente.
  • Disponibilidad: Estamos aquí para cuando nuestros clientes nos necesiten. Y por ello disponemos de nuestro servicio 24h.
  • Responsabilidad social corporativa: Desde JAVI-LUZ creemos que aplicando el modelo de RSC, por el cual pretendemos integrar la ética, entendiéndola como nuestras preocupaciones sociales y ambientales, en nuestro modelo de gestión y toma de decisiones y en su interacción con nuestros “stakeholders” o grupos de interés, conseguiremos un impacto positivo de todos los aspectos que integran nuestra actividad sobre las partes interesadas sobre las cuales la empresa adquiere gradualmente cierta responsabilidad moral: los clientes, plantilla, accionistas, proveedores, comunidades locales y la sociedad en general. Queremos destacar que por el mero hecho de aplicar el modelo RSC se deriva el cumplimiento de la legislación vigente.